Inicio Información Pasaporte de vacunación digital

Pasaporte de vacunación digital

28
0

Para el verano, varios países europeos tienen previsto introducir un pasaporte digital de vacunación con el fin de facilitar los viajes a quienes se hayan dado la vacuna.

Hasta ahora,  Suecia ha sido conocida por su manejo controversial de la pandemia. En lugar de aplicar cierres y restricciones como en otros países europeos, los suecos confiaron inicialmente en la inmunidad de rebaño y, más tarde, en el sentido común de la gente. Eso fue recibido con críticas, especialmente en vista del alto número de contagios.

Según la Universidad Johns Hopkins, más de 600.000 personas en Suecia se han infectado con el coronavirus hasta ahora. Ahora, junto con Dinamarca, el país vuelve a adoptar un enfoque especial y planea introducir una tarjeta de vacunación digital para el verano.

Según el ministro sueco de Asuntos Digitales, Anders Ygeman, se trata de demostrar de forma sencilla que el portador se ha vacunado. Esta prueba podría ser importante en el futuro, por ejemplo, al ingresar a otros países, o a eventos culturales y deportivos, dijo. La infraestructura digital para el pasaporte de vacunación debería estar en marcha el 1 de junio, y en ella participan varias autoridades.

Dinamarca ya había anunciado sus planes de introducir  dicho certificado un poco antes. Eso debería facilitares la vida, especialmente, a los profesionales en viaje de negocios. El comprobante se obtendría a través de la página web del servicio de salud danés o del teléfono móvil. Todavía se desconocen otros posibles usos.

Por el momento, solo algunas personas podrían beneficiarse de un certificado de vacunación digital. Según la plataforma online Our World in Data, hasta el 14 de febrero se había vacunado el 6,87% de la población en Dinamarca, y el 4,53% en Suecia. Eso significa que la tasa de vacunación en ambos países es similar a la de Alemania (4,95%) y a la de la Unión Europea. A modo de comparación, en Israel se ha vacunado a un 74% de los habitantes.

No está claro si la mayoría de los suecos decidirá vacunarse. En ese país hay grandes reticencias hacia la vacuna, desde que una vacunación masiva contra la gripe porcina tuvo terribles consecuencias en la salud de niños y jóvenes, hace unos diez años. Cientos de personas enfermaron de narcolepsia, un tipo de adicción al sueño, debido probablemente a un error de dosificación. La vacunación de aquella época se considera uno de los mayores escándalos médicos del país y todavía es bien recordada por la gente.

Con un registro de vacunación, las personas vacunadas podían disfrutar de privilegios. Pero lo que parece positivo al principio, también tiene su lado negativo. Los críticos temen que esto conduzca a una vacunación obligatoria, especialmente para las personas que quieren y tienen que viajar a menudo, o que quieren volver a participar en la vida social. Esto podría dividir a la sociedad, según el ministro de Interior alemán, Horst Seehofer. También podría hacer perder la confianza en aquellos políticos que hasta ahora han descartado la vacunación obligatoria.

Mientras no haya suficientes vacunas disponibles, los vacunados estarán en ventaja, dicen los críticos. Además: No todas las personas pueden ser vacunadas sin restricciones. Las personas que padecen alergias graves, o que toman medicamentos inmunosupresores, deben consultar siempre a un médico antes de vacunarse, y las mujeres embarazadas y lactantes deben evitar por completo la vacuna. Esas personas quedarían entonces excluidas sin poder hacer nada al respecto.

Otros países europeos, como Grecia, Chipre y España, también han propuesto un pasaporte de vacunación para que los vacunados puedan volver a viajar libremente e impulsar su industria turística. Polonia y Rumania ya están eximiendo de la obligación de cuarentena a los que entran en el país si se vacunan contra el coronavirus.


ORIGEN AUTORAL: N/A

PUBLICACIÓN:   www.DW.com

RECOPILACIÓN: www.AMBIDEXTRAS.org