Inicio Información Orden discreta en el Estado libre y soberano de Puebla

Orden discreta en el Estado libre y soberano de Puebla

31
0

La masonería es una escuela filosófica de pensamiento e iniciática, cuyos orígenes se reconocen en 1717 con la fundación de la Gran Logia de Londres y Westminster, en Inglaterra; sin embargo, existen antecedentes previos. La masonería es una institución de carácter iniciático, filantrópico, simbólico, filosófico, discreta pero no secreta, armónica, selectiva, jerárquica, humanista y fundada en un sentimiento de fraternidad entre sus integrantes.

Los masones se reconocen entre sí; sin embargo, no existe un registro entre las autoridades civiles de su operación. Los masones se agrupan en logias y cada una tiene sus propias reglas y días de reuniones. Los integrantes realizan diferentes aportaciones económicas y el manejo de los recursos no está regulado por ninguna autoridad hacendaria. Pertenecer a esta organización implica vivir con un código de honor, estudiar y aplicar las enseñanzas. Cada logia tiene sus propias reglas.

Aprendiz es el primer grado, el de los iniciados, con el que una persona se vuelve masón. En el primer grado, el masón se enfrenta consigo mismo y debe superarse, empezando a controlar sus pasiones; el segundo grado corresponde al compañero, donde el masón se dedica a aprender; y el tercer grado es el de maestro, en el cual se requiere que el masón participe en la mayor parte de los aspectos de la logia y de la masonería. En este grado, el masón se enfrenta con la inmortalidad del alma y la vida eterna.

En el Estado Libre y Soberano de Puebla, existen diferentes “orientes” de masones. El Soberano Gremio de Artífices es un oriente que está formado por siete logias de masones, que rescatan el código de honor de los trabajadores e “infinidad de almas encarnadas portadoras de distintas especialidades, enfocadas en el cambio trascendental de los distintos ejes que componen la sociedad”. Ser uno de sus integrantes implica vivir con un código de honor, pensar, señalar la problemática y operar soluciones, comprender y entregarse vitaliciamente al servicio, vencerse a sí mismo, estudiar y aplicar las enseñanzas, auto disciplina, conocer y respetar lo sagrado, y responder a un llamado interno de querer pertenecer.

Miguel Ángel Jiménez, uno de los siete soberanos maestros del Soberano Gremio de Artífices, explicó que, desde el punto de vista etiológico, la palabra masonería se relaciona con la actividad del constructor. “La palabra masonería, etimológicamente, quiere decir la actividad del masón. La palabra masón tiene varios posibles orígenes, uno de ellos es del francés; el otro es del germánico y ambos quieren decir constructor o un albañil. Un masón es un constructor o albañil, por tanto, masonería es la actividad de construir”.

Los masones reconocen a Benito Juárez García, quien fue presidente de México entre 1858 y 1872, como un maestro al que se le reconoce y admira por sus aportaciones; sin embargo, no es un santo ni un ídolo. El maestro Miguel Ángel Jiménez, enfatizó que a Benito Juárez se le reconoce como un “hermano ilustre” en Latinoamérica y en todo el mundo.

“A veces empleamos palabras con cierto sentido y, realmente, tienen otro. Culto viene de cultus y hace referencia a cultivar, a sembrar, a trabajar la tierra para obtener algo. Entendido como una adoración en la figura del maestro Benito Juárez como un santo, un ídolo o un dios, definitivamente, no lo hay. Sí se le reconoce como a otros grandes hermanos ilustres de todo Latinoamérica y de todo el mundo”, destacó.

«En Soberano Gremio de Artífices de Puebla no representamos a la masonería universal, ni podemos hablar de todos los masones del país, del mundo, ni siquiera de nuestro estado. Cada logia, cada oriente, tiene diferentes formas de trabajo. Nos unen ciertas normativas, cierta ideología y cierta filosofía. En la práctica, cada logia ejerce su autonomía y su independencia”, apuntó el maestro Jiménez.

Adrián Tiburcio, maestro del Soberano Gremio de Artífices, explicó que la masonería tiene un carácter de discreta y no secreta; sin embargo, cada miembro es libre y decide si da a conocer que forma parte de un oriente o una logia. “Existe una discreción, pero no un secreto. Se ha especulado sobre la masonería, se ha querido encasillar a otro tipo de organizaciones. Históricamente, la masonería fue perseguida sobre todo por su ideal de la libertad. Fue hasta cierto punto, la Iglesia católica la que hizo fuertes señalamientos en su tiempo, pero aún en ciertas zonas, en ciertos sectores existe un estigma sobre la masonería”, concluyó.

A la masonería igualmente se le señála de excluir a las mujeres, aun cuando, desde el inicio de la humanidad se tiene el registro de la presencia y participación de “constructoras”. Es cierto que que la masonería ortodoxa no permitió el ingreso de las mujeres porque se consideró que no tenían la aptitud para participación en las logias, explicó Ale Cuateco, maestra del Soberano Gremio de Artífices. “En la masonería ortodoxa, en su momento, al género femenino no se le consideraba tener la aptitud, más no la capacidad, de participar activamente en las logias, lo cierto es que aquí estoy”, expresó.

                       Mujeres de la Gran Logia Femenina de España en condiciones de plena igualdad
El aspirante a ser masón debe ser un hombre o una mujer de buenas costumbres, es decir, ganarse la vida de manera honrada y contar con libertad de pensamiento y económica, son los requisitos que pide la masonería para incorporarse a una logia. Miguel Ángel Jiménez, uno de los siete soberanos maestros del Soberano Gremio de Artífices, comentó que, de manera universal, en todas las logias, un hombre o una mujer libre quiere decir que no se admiten a menores de edad, lo cual depende de cada país.
“Ser libre no quiere decir a que no estés en prisión, sino a que tengas una libertad de pensamiento, que estés abierto a romper tus posibilidades, a romper tus paradigmas, a reconocerte ignorante y a construirte a partir de nuevos aprendizajes. Por supuesto, se necesita de una libertad económica. No estamos diciendo que se necesite cierto nivel económico o que la masonería sea elitista, pero sí que tengas un trabajo digno, decoroso, que te dé una libertad financiera para dedicar ese tiempo al estudio, al trabajo y a la fraternidad. Si de tus 24 horas estás trabajando 15 a 16 y las otras ocho las dedicas para dormir, entones, no tienes esa libertad de tiempo para dedicarlo a la masonería”, explicó el maestro Jiménez.
La maestra Cuateco comentó que cada uno de los integrantes de la masonería solicitó, en algún momento, su ingreso, de manera espontánea y voluntaria, para formar parte de una logia. “Siendo una organización en la que se construye esa libertad de pensamiento, esa igualdad y la fraternidad, tomando en considerando el nacimiento de la humanidad, llega un momento en el que, de manera espontánea, cada uno de nosotros hemos llegado, hemos solicitado el ingreso. La forma en la que una persona puede llegar a formar parte de una organización masónica, evidentemente, es de manera espontánea y voluntaria”, agregó.
El maestro Tiburcio informa que en la masonería se cuentan con integrantes de diferentes profesiones y ocupaciones; y al interior de un “oriente” existe un trato igualitario, sin importar su actividad laboral. “No solo son personas que se dedican a una carrera profesional, sino que se dedican a diferentes actividades. Son personas que se ganan la vida decorosamente y, sobre todo, existe un lazo de fraternidad. Entre nosotros, si bien existe un orden y una jerarquía administrativa todos nos tratamos como hermanos. La igualdad que existe, no se relaciona con nuestra actividad laboral. Nos asumimos libres de todo prejuicio”, destacó.
                                             La fraternidad es vital dentro de la logia
En la masonería, los símbolos más conocidos se encuentra la escuadra que se traduce en virtud y el compás, elemento que hace referencia a los límites con los que debe mantenerse cualquier masón respecto a los demás. El compás es considerado como el emblema de las ciencias exactas. Los grados de la abertura del compás simbolizan, en la tradición masónica, las posibilidades y los grados del conocimiento. El ángulo de 90 grados reproduce la escuadra. La escuadra es el símbolo de la materia; el compás es el símbolo del espíritu y de su poder sobre la materia.
El maestro Tiburcio reconoció que los masones pueden reconocerse entre sí; y es decisión de cada integrante revelar a los integrantes de la sociedad en general si pertenece a algún oriente o a alguna logia. “Es importante reconocer que, dentro de la organización, es opción de cada uno de los iniciados dar a conocer la parte pública. Por ello, nosotros no podríamos señalar directamente a alguien. Nosotros nos presentamos, siempre en medio de la discreción y, también, del respeto a nuestros demás hermanos”, precisó.
El 21 de marzo, los masones realizan diferentes actividades para fraternizar y, al mismo tiempo, se depositan flores, en particular rosas rojas, a las estatuas y bustos del presidente Benito Juárez García. “No hay un culto a Benito Juárez, hay un reconocimiento, una admiración como un maestro, como una persona estudiada y que, gracias a esa posición y a ese estudio, pudo hacer mucho por el país. Hay ciertas costumbres que se vuelven tradiciones y que se vuelven leyes. En muchas ciudades del país, Puebla no es la excepción, el 21 de marzo es utilizado para fraternizar unas logias con otras, unos orientes con otros. Generalmente, en torno a la figura de Benito Juárez, se acostumbra llevar, generalmente, rosas rojas a las estatuas en honor a Benito Juárez, es un acto simbólico y, desafortunadamente, ha caído más en lo social que, realmente, en los simbólico y en lo significativo”, recordó el soberano maestro Jiménez.
                    Hay cinco tumbas con símbolos masones Panteón Municipal de Puebla de Zaragoza
En el Panteón Municipal de Puebla de Zaragoza, ubicado en la 11 Sur y la 37 Poniente, se tienen detectadas cinco tumbas en las que se aprecian los símbolos de masonería, es decir, personas que en vida decidieron que, al fallecer, fuesen identificados como fraternos. Alejandra Julieta Cruz Jiménez, encargada del Panteón Municipal, destacó que el camposanto cuenta con más de 38 mil tumbas, entre las cuales, se detectó en cinco casos símbolos como el compás y la escuadra, los cuales, hacen referencia a la pertenencia a una logia.
La tumba más antigua del Panteón Municipal de Puebla en la que aparecen los símbolos masónicos corresponde a la Milton Willes, quien falleció el 10 de julio de 1897, a la edad de 48 años. En el mismo camposanto se ubica la tumba de Federico Chilian de Cantón, quien falleció el 12 de enero de 1944 a la edad de 70 años. En la lápida aparecen los símbolos masónicos. Otra de las tumbas que presentan los símbolos de una logia corresponde a Marco Sánchez Jiménez, quien nació el 27 de octubre de 1934 y murió el 19 de noviembre de 2019, a los 75 años. En la lápida de la tumba en la que descansan los restos de Jesús Morales Tapia, quien nació el 29 de febrero de 1939 y falleció el 5 de mayo de 2017, a los 78 años, se aprecian los símbolos masónicos.
De la misma forma, está marcada con los símbolos de la masonería la tumba en la que se encuentran los restos de Julio Glockner Lozada (Puebla de Zaragoza, Puebla, 4 de junio de 1909 – 20 de diciembre de 1975), médico y académico, figura protagónica durante la reforma universitaria de la Universidad Autónoma de Puebla de 1961 y rector durante 77 días, quien proclamó un discurso histórico a la comunidad universitaria el 15 de mayo de 1961:
«Esta Universidad de Puebla abre de hoy en adelante sus puertas para todo estudiante, sin importar su condición económica ni su credo religioso, sólo exige una aspiración tenaz en el perfeccionamiento de una vida digna, liberada y culta. Esta universidad no pondrá ningún obstáculo que limite el acceso de las masas a la cultura, no habrá más monopolio de la sabiduría por parte de un grupo de señoritos en detrimento de los demás, pero tampoco permitirá que esa sabiduría se complazca en la soledad y desdeñosa vuelva la espalda a la vida. Al investigador más puro y sobresaliente salido de esta universidad debe llegar también el ruido de las fábricas, para que ese investigador sepa que es también, junto con nosotros, un obrero que está edificando México.»
                               Símbolos de la masonería en la tumba del Ex-Rector de la BUAP

ORIGEN AUTORAL: Jaime Zambrano
PUBLICACIÓN: www.MILENIO.com
RECOPILACIÓN: www.AMBIDEXTRAS.org